El Tarot es un conjunto de 78 cartas que se utilizan para adivinar y obtener información sobre situaciones pasadas, presentes y futuras. El Tarot se ha utilizado durante siglos como una herramienta de adivinación y como un medio para conectarse con la sabiduría interior y la intuición.

El conjunto de cartas del Tarot se divide en dos partes: el Arcano Mayor y el Arcano Menor. El Arcano Mayor consta de 22 cartas, cada una de las cuales representa un arquetipo o una fuerza universal. Estas cartas suelen tener imágenes simbólicas y están numeradas del 0 al 21.

El Arcano Menor consta de 56 cartas, que se dividen en cuatro palos: Copas, Espadas, Bastos y Oros (también conocidos como Pentáculos). Cada palo tiene 14 cartas y representa diferentes aspectos de la vida, como las emociones, los pensamientos, la creatividad y el dinero. Las cartas del Arcano Menor están numeradas del 1 al 10 y también incluyen cuatro cartas de la corte: el Rey, la Reina, el Caballero y el Paje.

El Tarot se utiliza comúnmente para hacer lecturas, en las que se barajan las cartas y se colocan en un patrón específico, que puede variar según el propósito de la lectura. El lector del Tarot interpreta las cartas según su simbolismo y las posiciones en el patrón de la lectura para proporcionar información y orientación sobre el pasado, el presente y el futuro.